FELIXMORENO.COM : SOFTWARE LIBRE, POLÍTICA, ENERGÍA, INTERNET Y TRANSPARENCIA

PRINCIPAL

Un cuento de superricos 4 . VIRUS

09/03/2020


Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno salvo que se indique otra cosa. Esto significa que pudes copiar, corregir, traducir y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Me gustaria traducir cada uno de estos relatos a cualquier idioma que alguien hable, japones, inglés, catalan, vasco, gallego, bable, asturleones, aragonés, frances, guarani... me gustaría publicar en papel en otros idiomas y llegar a gente sin internet. ¿me ayudas?
Textos disponibles en papel en mis librillos "RELATOS COLAPSISTAS"

 Un cuento de superricos 4 . VIRUS
Un cuento de súper ricos (III), el plan.
Un cuento de súper ricos (II), Realidad.
Un cuento de súper ricos (I), Ficción.

“Y lo más importante, hay que evitar el pánico. Los próximos 10-20 años hay que mantener la calma, que vayan muriéndose sólos por culpa del calor, del frío, o por virus, pero que no entren en pánico y dejen de consumir y plantearse cosas, las medidas serán tomadas pero habrá que endulzarlas con eventos irremediables, usando la doctrina del shock, terrorismo, pandemias servirán para reducir las libertades sin que parezca parte de un plan.”

Un cuento de súper ricos (III), el plan.

 

Uno de los puntos más complicados en el plan es cómo reducir el consumo de petróleo al que le quedan 20 años, con lo que eso supone para las economías, sin perder el control de la civilización.

 

Esta reducción energética será tan grande y afectará tanto a la sociedad y a la economía que inevitablemente afectará al orden mundial, por eso se trazó el plan, para intentar evitar en todo lo posible que ese orden haga que las cartas cambien de manos.

 

La población se debe reducir para el año 2100 a un 20% de la actual, en los próximos años deben ir desapareciendo 8 de cada 10 humanos. En estas reuniones se preguntó por dónde habría que empezar, países pobres, o ricos, y sin dudarlo señalaron a la población de más de 65 años occidental, en los países pobres el caos se encargaría de todo. Según sus números eso aliviaría los servicios sociales, las pensiones, el consumo de recursos, y daría unos años extras al sistema, o eso decían unos de los informes que se manejaban en esas reuniones.

 

Esta reducción del petróleo hará que la bolsa se desplome, los aviones dejarán de existir, el tráfico en barco se reducirá a su mínima expresión y todo se hará por tierra. Los países no pueden enfrentarse entre ellos en el primer mundo, los países productores y consumidores necesitan rutas de la seda por tierra que hagan que el capitalismo siga bombeando recursos, aunque sea usando carbón, decir adiós a las rutas comerciales sería el fin. Todo esto lo sabíamos en estas reuniones, el problema era cómo encajar las piezas.

 

Y la última pieza del rompecabezas es como controlar las democracias como evitar el rechazo a unas nuevas formas de democracias militarizadas, con control total de movimiento de la población, como enjaularlos en sus países ahora que el turismo es inviable por la carencia de combustibles fósiles.

 

En todo el planeta “civilizado” deberán los ciudadanos estar siempre identificados. Huellas dactilares, estructura corporal en 3d, fotos desde todos los ángulos, ADN y su posición en tiempo real. Solo podrán estar en sus casas y para cualquier salida deberán notificar su estancia en cualquier hotel, albergue de mochileros, hostal e incluso casas de familiares, todo previamente y a través de una web donde se le concederá o no permiso para moverse.

 

¿Cómo?, se preguntaban en esas reuniones, podremos cumplir todos estos objetivos.

 

Alguien en la sala pidió la palabra, dijo tener una empresa que podría diseñar cualquier tipo de virus a medida mediante selección de genes, por ejemplo, que afectara a una franja de edad, niños, adultos, o personas mayores, si se genera inmunidad a largo plazo o persiste indefinidamente.

 

La idea se puso sobre la mesa y enseguida se dieron cuenta de que eso podría ayudar con la reducción permanente del tráfico aéreo, sólo hacía falta que la epidemia fuera mundial y el tráfico aéreo se desplomaria junto con el turismo, también ayudaría con las medidas de libre movimiento, la gente las aceptaría por el bien común y empezaría a verlas con normalidad, y el consumo de petróleo, después de la pandemia podría reducirse permanentemente un 20% sin herir de muerte al capitalismo.

 

Era un win win, y así fue y así se hizo.

 

FIN.

 

Recomiendo leer los siguientes cuentos de REALTOS COLAPSISTAS 1 para imaginar más escenas de este mundo paralelo. www.relatoscolapsistas.com

12.Puntos

15. ¿donde estás? (INEDITO)

11. Ciudadano 123.432 (INEDITO)
19.Un cuento de súper ricos (I), Ficción.
3.PARALELO 60.

 

PS: Esto es solo un cuento, probablemente todo sea más estúpido y aleatorio que un plan de súper ricos, pero seguro que algo de verdad tiene.

. 09/03/2020


Comentarios

Escribe un comentario




Introduce el siguiente texto


Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede ayudarme de varias formas, por ejemplo siguiéndome en TWITTER, FACEBOOK, o en TELEGRAM. También puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web y también puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Gracias por leerme!