TEXTOS

CUANDO MUERE UN RÍO.

Publicado el 17/04/2021.


Cuando era pequeño vivía literalmente en un río, en la casa del río. No un río bonito, o lo que conocéis todos por un río, sino más bien un río que nacía y moría a veces y aparecía al año siguiente a veces, además de ser un vertedero de desagües hasta que más adelante llegaron mejores leyes ambientales, e incluso algún inspector que vigilaba los vertidos y desechos que dejaba la gente en el.

 

Era muy curioso ver nacer y morir un río, no me refiero ir al mar y verlo desembocar, o ir a su nacimiento y ver brotar el agua de algún agujero en la tierra.

 

Me refiero a cómo poco a poco una vez al año, llegaba un hilillo de agua a través del cauce seco, que durante horas y días avanzaba poco a poco, llenando cada hueco, cada trozo de tierra seca, y poco a poco, iba llegando más y más lejos mientras se convertía poco a poco en un río. Tenía una inexplicable belleza, y para mi como niño era muy divertido caminar junto a él mientras iba fluyendo a paso lento, ese hilillo de agua que en unas horas o días sería un río. El río cuando llegaba lo llenaba todo de vida. Exuberantes jardines naturales aparecían en los secos y sucios márgenes del mismo, todo tipo de fauna aparecía de sus escondrijos veraniegos para llenar de vida de nuevo cada rincón, ranas, insectos, jabalis, y otros mamíferos aparecían de repente para habitar este espacio que llevaba seco y muerto unos meses.

 

Y luego a este rio llegado el verano le pasaba justo lo contrario, llegaba un momento que el agua dejaba de fluir, pero el proceso no era el inverso, es decir, no había un hilillo que como una imagen emitida al revés iba haciendo que el agua fuese ladera arriba pasando primero de río a hilillo para ir luego dejando un espacio seco en forma de cuenca seca. No, el proceso era diferente.

 

El proceso en este caso era el siguiente, cada vez fluía menos y menos agua, las zonas que podían almacenar agua seguían teniendo mucha agua, creando pozas y zonas de baño con cada vez menos corriente, mientras que las zonas donde el agua solo fluía de una zona a otra si que iban haciéndose cada vez más pequeñas, hasta que llegado un momento aparecía, ahí sí el hilo que poco después deja de fluir dejando las diferentes zonas del cauce con sus pozas, y su vida aisladas. Al principio la vida sigue casi sin inmutarse, los pájaros y rapaces siguen viniendo, las plantas siguen exuberantes, las ranas ya anfibias después de pasar la fase de renacuajos se mueven libremente por la zona. Poco a poco el agua se empieza a poner verde, las zonas por donde ya dejó de fluir el agua ya están secas, y la vida se va secando. Llegado el momento toda la vida que queda se pelea por estas zonas con agua llena de algas y podredumbre donde todavía los mosquitos, y los anfibios comparten espacio vital mientras los malos olores de la vegetación pudriéndose dejan paso al fin a el final de la charca marcando el fin de la vida de el río hasta tal vez la estación siguiente donde todo volvía a empezar.

 

¿Por qué os cuento esto? Porque nosotros con la energía hemos creado una forma de existir parecida a la del río, donde poco a poco nos fuimos desarrollando, y donde cada vez con el aumento del caudal hemos ido prosperando y creciendo generando la actual sociedad global, con internet, aviones, fábricas... Pero llegado el momento el río en forma de energía va dejando de fluir, y ya estamos en la fase donde empezamos a vivir en esas charcas que poco a poco se van a ir aislando unas de otras. Desde la charca a veces es difícil darse cuenta de que las cosas han cambiado, seguimos teniendo agua, y vegetación, pero si miramos entre charca y charca ya no hay, o empieza a no haber tanta agua. De repente cuando necesitas algo de la charca de al lado, ya no puede llegar a través del río, empieza a faltar que se yo, chips, tintas, plástico, litio, empiezan a no llegar con la misma abundancia las materias primas y manufacturadas del resto de zonas del río… y bueno… si mi analogía es buena, pronto empezaremos a aislarnos y mucho unas charcas de otras, y en nuestras charcas pronto empezaremos a luchar e intentar sobrevivir cada día con menos agua, más sucia y más pestilente…. 

 

    La pregunta para muchos sería, como hacemos para que vuelva de nuevo el río, que podemos hacer, para otros muchos sería, ¿podríamos haber ahorrado o gestionado mejor el río? ¿Hay alguna forma de diseñar una sociedad que pueda racionalizar el uso del río? Hay muchos que piensan incluso que Gaia nos proveerá el año que viene de agua.

 

    Desde mi punto de vista, esto no es un río de verdad, donde cada año el agua vuelve, sólo pasó una vez, y nuestro ciclo ha sido vivir ese otoño invierno y primavera con agua, nuestra existencia ha sido este ciclo de energía y ahora… algo nuevo vendrá, algún tipo de vida que no requiera de un río todos los años ... y probablemente no seamos nosotros ese nuevo tipo de vida.

17/04/2021
Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno salvo que se indique lo contrario para www.felixmoreno.com. Esto significa que puedes copiar, corregir, traducir, radiar y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Textos disponibles en mis libros de papel Relatos Colapsistas. Si te ha gustado este artículo, puedes estar en contacto con nuestra comunidad en nuestro canal en Telegram. También puedes seguirnos en  en Twitter, Youtube, Patreon y en Facebook. Si compras mis libros en papel me ayudarás económicamente para seguir escribiendo, y haciendo podcasts y vídeos. Los libros los publico y vendo en AMAZON, se que no es la mejor opción pero ninguna editorial quiere publicar mis cosas. Si tienes una librería tradicional y quieres venderlos será un placer. También te los puedo enviar yo por correo, envíame un email a [email protected] para formas de pago etc o en nuestro foro de telewgram t.me/relatoscolapsistas2

 

 



Comentarios

Escribe un comentario




Introduce el siguiente texto


Relatos Peregrinos. : Relatos de mis aventuras en el Camino de Santiago y el Henro no Michi de 四国遍路, Shikoku Henro (VIAJES DE FELIX nº 1) de [Felix Moreno]
Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede ayudarme de varias formas, por ejemplo siguiéndome en TWITTER, FACEBOOK, o en TELEGRAM. También puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web y también puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Gracias por leerme!