TEXTOS

RC6.13 FUIMOS A LA CIUDAD

Publicado el 31/05/2021.


El tren traqueteaba, se notaba que las vías ya no recibían el mantenimiento de antaño, iba lento hacia la ciudad mientras expulsaba una nube de humo de gasoil mal combustionado. La gente en el tren era gris, estaba apagada, se notaba que estábamos en una gran crisis, y que muchos ya no tenían mucho donde agarrarse.

 

Íbamos al médico, ya no había tantos centros en todos los pueblos y ciudades y tocaba ir al hospital. Íbamos con mis abuelos, mi pareja y yo, y mis hijos, a hacernos unas pruebas para asegurarse de que no teníamos ya la cepa de esa nueva epidemia y que nos diesen la tarjeta que nos permita trabajar o salir del país.

 

Una vez llegamos a la estación yo me quedé con los niños y mi mujer fue al hospital con los abuelos. Se me hizo eterno, había mucho  movimiento, mucha gente de aqui para allá y también había mucha policía por las calles.

 

Se me hizo eterna la espera pero por fin regresaron del médico con las cartulinas sanitarias y nos fuimos al andén a esperar de nuevo el tren de vuelta. Maldecía por dentro a los que todavía tenían coches y podían desplazarse como antaño, aunque las carreteras ya no son lo que eran. Yo hace tiempo que dejé de tener coche, no podía pagarlo ni repararlo más, además te cobraban por cada vez que lo usabas, pues todos los coches tenían unos GPS que vigilaban por donde ibas y te multaban o cobraban a cada paso que dabas, aún así, en esos momentos eché de menos el coche.

 

Se escuchaban alborotos a lo lejos cuando llegaron unos agentes a la estación, estaban buscando a alguien, empezaron a pedir que se identificase todo el mundo. Pero no lo pidieron como se hacía hasta ahora, algo había cambiado, lo pedían de forma muy muy poco educada, como si el ciudadano ya no les importase, como si se hubiesen roto las reglas del contrato social. Cuando llegaron a nosotros nos pidieron los papeles de muy malas maneras. A mi hijo le hicieron llorar, pero lo peor fue para mi hija, que era adoptada y todavía no tenía un documento nacional, tenía solo el permiso de residencia. El agente le preguntó que qué hacía en este país inmigrante de mierda, que se fuese con su familia a su casa, se puso a llorar, la gente se apartó. Le explicamos que era adoptada pero que teníamos todos los papeles en regla, a regañadientes el agente se fue, todo era más gris. Un poco más lejos encontraron a quien buscaban y se lo llevaron con la mirada atónita de todos, pero también con su indiferencia, mientras lo golpeaban. Se oyen tiros, empiezan a pasar coches con la radio a todo volumen e himnos de otros tiempos con gente armada con armas de caza y pistolas… creo que este tren nunca llegará…. pero ojalá lo haga.

31/05/2021
Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno salvo que se indique lo contrario para www.felixmoreno.com. Esto significa que puedes copiar, corregir, traducir, radiar y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Textos disponibles en mis libros de papel Relatos Colapsistas. Si te ha gustado este artículo, puedes estar en contacto con nuestra comunidad en nuestro canal en Telegram. También puedes seguirnos en  en Twitter, Youtube, Patreon y en Facebook. Si compras mis libros en papel me ayudarás económicamente para seguir escribiendo, y haciendo podcasts y vídeos. Los libros los publico y vendo en AMAZON, se que no es la mejor opción pero ninguna editorial quiere publicar mis cosas. Si tienes una librería tradicional y quieres venderlos será un placer. También te los puedo enviar yo por correo, envíame un email a [email protected] para formas de pago etc o en nuestro foro de telewgram t.me/relatoscolapsistas2

 

 



Comentarios

Escribe un comentario




Introduce el siguiente texto


Relatos Peregrinos. : Relatos de mis aventuras en el Camino de Santiago y el Henro no Michi de 四国遍路, Shikoku Henro (VIAJES DE FELIX nº 1) de [Felix Moreno]
Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede ayudarme de varias formas, por ejemplo siguiéndome en TWITTER, FACEBOOK, o en TELEGRAM. También puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web y también puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Gracias por leerme!