SOFTWARE LIBRE, POLÍTICA, ENERGÍA, INTERNET Y TRANSPARENCIA

TEXTOS

Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web. También puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Comercio de cercanía 3.0.


Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno salvo que se indique otra cosa. Esto significa que pudes copiar, corregir, traducir y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Me gustaria traducir cada uno de estos relatos a cualquier idioma que alguien hable, japones, inglés, catalan, vasco, gallego, bable, asturleones, aragonés, frances, guarani... me gustaría publicar en papel en otros idiomas y llegar a gente sin internet. ¿me ayudas?
Textos disponibles en papel en mis librillos "RELATOS COLAPSISTAS"

https://pixabay.com/es/photos/hortalizas-canasta-de-verduras-752153/

Esto no es una crítica a las iniciativas de comercio de cercanía es sólo una anécdota que me ha pasado en mi vida por el mundo y dice así….

Hace unos años en mi pueblo un grupo de jóvenes y no tan jóvenes preocupados por salvar el planeta y hacer un mundo mejor decidió hacer una especie de grupo de compras de productos de cercanía.

 

Cuando ya lo tuvieron listo decidieron hacer una reunión pública para explicar la iniciativa e invitar a la ciudadanía a unirse.

 

La reunión tuvo lugar en una sala pública del pueblo y a ella acudió muchísima gente.

 

En la reunión un poco explicaron lo que hacían, lo importante que era por el tema de emisiones que los productos se produzcan cerca, a ser posible productos que no usen productos tóxicos, agroecología, comercio justo, y bueno que al final la idea era que cada uno se hacía su lista de la compra de lo que quería y el grupo se encargaba de conseguir los productos de proveedores cercanos y una vez a la semana los miembros pues debían de ir a un punto de encuentro a recoger su compra y pagar.

 

Este grupo de jóvenes nos explicaron que todo se gestionaba a través de una plataforma web. En ella tu te registrabas con un usuario y contraseña, una vez dentro podías elegir tu cesta según los productos que más te interesaban etc, y podías ver los productos de los proveedores y más información sobre ellos etc, todo esto tiene un coste de unos servidores y un programador, que tenemos que sufragar entre todos etc.

 

Por otro lado también había una aplicación móvil que te avisaba cuando tu compra estaba hecha etc y mediante la cual podías comunicarte con esta asociación para cualquier duda etc.

 

Después de toda la explicación etc mucha gente se interesó, habían ido a la misma mucho hombre mayor de campo que al ver que en el pueblo alguien podía dar salida a sus cosas y hacer trueques o algo así fue encantados de la vida.

 

Uno levantó la mano, y dijo, yo tengo gallinas, una cabra, árboles frutales, produzco varios tipos de verduras y me gustaría participar, ¿cómo lo hacemos?

 

Los chicos dijeron, bueno primero habria que ver, no se, porque usted igual no tiene la etiqueta de producto ecológico, y bueno tendría que registrarse en la web como proveedor, mete un usuario y contraseña, luego mete los productos que ofrece y cantidad, necesitaria hacer factura y albaranes….luego instalarse la app para el móvil….

 

El señor contrariado dijo… estoy jubilado, no tengo etiquetas y no tengo móvil.

. 10/03/2020


Comentarios

Escribe un comentario




Introduce el siguiente texto