TEXTOS

RELATOS PEREGRINOS 1.3 PERREGRINA

Publicado el 27/12/2020.


Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno para www.felixmoreno.com. Esto significa que puedes copiar, corregir, traducir, radiar y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Textos disponibles en mis libros de papel Relatos Colapsistas.

El camino está lleno de perros. Esto es algo que les llama mucho la atención a los extranjeros. ¿por qué? Me preguntan, por qué tenemos abandonados a los perros en España. Al principio les decía que en los pueblos en España los perros son libres de ir donde quieran. Y no es que fuera mentira, era así, pero aquí había dos matices más.

Uno por desgracia, es que los propios peregrinos al pasar por los pueblos y jugar con estos perros, los condenamos a convertirse en perros callejeros, pues los perros piensan que estás jugando con ellos y te siguen, y cuando se dan cuenta están muy lejos de casa y no saben volver, a veces uno o dos pueblos, y los propietarios tienen que ir a buscarlos, y a veces nunca van. otras muchas veces son los propios dueños los que abandonan a los perros en el camino con la esperanza de que alguien se apiade de ellos y de hecho dan fe las protectoras de la zona que siempre están llenas y no pueden acoger mas animales.

Nuestra historia de hoy empieza en 2011, durante la segunda ola de la crisis de 2009 que hizo que muchísima gente abandonase a sus mascotas en España a su suerte.

¿por qué alguien es capaz de hacer eso? No lo se. Diría que es inhumano, pero lo humano por lo visto es hacerlo.

El caso es que un día a medio camino entre Melide y Ribadiso un perro se interpuso en nuestro camino. Era un perro, bueno una perra de pelaje negro, con un collar hecho con cuerdas roto y que se interponia al paso de los peregrinos poniéndose en medio, tumbada mirando a los peregrinos llegar con mirada triste, flaca y como diciendo, haced lo que queráis con migo, pasad por encima de mi, lo que queráis, pero por favor ayudarme. 

Su mirada era tal que algunos peregrinos solo de verla se ponían a llorar pensando en qué clase de humanos abandonan a un ser vivo tan noble, y ellos mismos pasando de ayudar al animal siguiendo con su vida como si nada… se sentían terriblemente culpables por un momento, e incluso soltaban una lágrima para seguir después como si nada. Así es el corazón humano. Y así fue hasta que llegó mi equipo del 2011 del camino que consistia en Giovanni, un italiano de unos 45-50 años, profesor universitario y que en nuestro universo paralelo era Gandalf el Gris, papel que iba interpretando con sus atuendos y forma de actuar cuando cruzábamos algún rio donde nos soltaba un “No puedes pasar!!!” y Marie, una joven sueca, amante de los animales y que era un poco nuestra líder, pues se enfrentaba a los problemas de ronquidos o jóvenes ruidosos cogiendo sus sticks de trekking del country side de los bosques más alejados de Suecia y amenazarlos con un, CAN YOU FUCKING SHUT UP golpeando con los palos las paredes del albergue haciendo callar a jóvenes y adultos al instante. Y así íbamos Gandalf, The Swedish Blue (porque siempre llevaba ropa azul del color de su bandera) Boss y yo, el español friki que por esa época tenía unos 30 años, por el bosque de “la comarca” hasta que nos encontramos a esta animal que impedía a Gandalf pasar, algo que nos hizo gracia y que queríamos ver cómo salía del paso a nuestro mago tan particular. Le espetó un “tú nos tienes que dejar pasar!!” a lo que el pobre animal nos miró de reojo, volvió a mirar al suelo y parecía que decía, no se quien eres pero de aquí no me muevo si no es para que me des de comer… Esto hizo que nuestra Boss, con corazón de acero, mente fría y mano firme mirase al animal…. la acarició un poco, se sentó a su lado, le dió algo de agua y un poco de comida… sacó de su equipo un trozo de cuerda… ah sí, porque además, The Boss iba super bien equipada, tenía de todo en su mochila, parecía que estaba curtida en mil batallas en los bosques suecos y que de niña cuando salía a pasear al bosque su pasatiempo era cazar osos con sus propias manos… pues bien, sacó uno de sus cuerdas que ya había usado otras veces para mil cosas, cortó un trozo, se lo añadió al trozo de “collar” hecho con cuerdas que tenía el pobre animal y me dijo…. Felix, me vas a echar una mano porque me lo llevo.

Y así fue cómo este perro empezó a ser parte de nuestro camino. El plan original era ir buscando a su dueño, íbamos por todos los bares y tiendas de todos los pueblos cercanos preguntando por sí la conocían o habían visto antes, pero nadie sabía nada. En un bar nos explicaron que era muy habitual el abandono y que ya no podían acoger ellos mismos a más perros, y nos mostraron a 3 animalicos que ya habían adoptado. En este bar nos dieron teléfonos de protectoras de animales de Galicia a las que llamamos y nos dijeron que este 2011 estában completos de perros abandonados, que era completamente imposible acoger a este y que probaremos a ir a un veterinario a ver si tenía chip para encontrar a su dueño.

En ese momento y ya a pocos días de llegar a Santiago, la jefa Marie nos dijo…paramos, buscamos un veterinario, y Felix me ayudas a llevarla a Suecia si o si, a partir de ahora es mi perra, prosiguió y se llamará PERREGRINA, tu me vas a ayudar, punto pelota.

Y así hicimos, a solo un par de días de llegar a Santiago paramos de caminar, buscamos un veterinario, cuando vimos que no tenía chip y que definitivamente iba a ser imposible encontrar a su dueño paralizamos nuestro viaje y empezamos los trámites express para poder enviar a Perregrina a su nuevo país. La desparasitamos, la vacunamos, le hicimos un pasaporte canino (digamos que relajando un poco las leyes sobre perros), y cuando estuvo todo el papeleo listo buscamos un vuelo internacional que permitiese el transporte del animal directo y dejamos todo listo para una semana después. Como tampoco podíamos parar del todo nuestro camino y aún quedaban 7 días para que Perregrina volase a Suecia la dejamos en un albergue para perros privado y seguimos hasta Santiago. Fue que yo recuerde uno de mis caminos más bonitos. Cuando recogimos nuestras compostelanas alquilamos un coche, recogimos a Perregrina y cruzamos media España hasta llegar a Alicante desde Santiago pues era el único aeropuerto que tenía vuelos directos y que permitiesen animales desde España al norte de Suecia, cosas del turismo de mi tierra. Y allí en el aeropuerto de el Altet me despedí de Perregrina y su nueva dueña Marie alias “The fucking Boss”.

    Aún hoy en 2020 Perregrina es una “old lady” feliz que desde entonces pasa los inviernos saltando en la nieve de los bosques del norte de Suecia con el hocico blanco, no se ya si por la nieve o por la edad junto con sus otros amigos perrunos.

. 27/12/2020

 

 



Comentarios

Escribe un comentario




Introduce el siguiente texto


Relatos Peregrinos. : Relatos de mis aventuras en el Camino de Santiago y el Henro no Michi de 四国遍路, Shikoku Henro (VIAJES DE FELIX nº 1) de [Felix Moreno]
Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede ayudarme de varias formas, por ejemplo siguiéndome en TWITTER, FACEBOOK, o en TELEGRAM. También puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web y también puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Gracias por leerme!