FELIXMORENO.COM : SOFTWARE LIBRE, POLÍTICA, ENERGÍA, INTERNET Y TRANSPARENCIA

TEXTOS

Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web. También puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Total donaciones desde Mayo 2019 hasta Mayo 2020 : 0€

¿Cuántas personas hacen falta para enroscar una bombilla?


Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno salvo que se indique otra cosa. Esto significa que pudes copiar, corregir, traducir y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Me gustaria traducir cada uno de estos relatos a cualquier idioma que alguien hable, japones, inglés, catalan, vasco, gallego, bable, asturleones, aragonés, frances, guarani... me gustaría publicar en papel en otros idiomas y llegar a gente sin internet. ¿me ayudas?
Textos disponibles en papel en mis librillos "RELATOS COLAPSISTAS"

¿Cuántas personas hacen falta para enroscar una bombilla?.

Felix Moreno.

Versión corregida por Diana Gamarnik

Me encuentro muchas veces en el mundillo colapsista con personas que, con buena voluntad, quieren vivir a lo antiguo, con su huerta, su casa hecha con paredes de paja, su chimenea que funcione con trozos de naturaleza a la brasa, y disfrutar, después de un duro día de trabajo en el campo, de una buena ducha de agua caliente, de alguna película en Netflix, o, los más catastrofistas, de leer un libro por la noche con una pequeña luz que funciona con electricidad de un generador o de un panel solar o un molinillo.

Lo del ordenador, ya he escrito un artículo sobre eso “El fin de la memoria (I)”, por lo que en este artículo me voy a centrar en lo sencillo: qué hace falta para que tengas una sola bombilla en tu casa encendida por la noche.
 
Antes de empezar quiero decir que, cosas de la vida, he pasado momentos de mi vida en un campamento de refugiados Saharaui, y también en alguna ecoaldea como Matavenero. Este tipo de experiencias han sido muy útiles para entender a esta personita que con toda la ilusión del mundo quiere vivir en el campo con los lujos del primer mundo (sin saberlo y con buena intención), o del tercer mundo, según queramos un ordenador con pelis o luz para leer un libro por la noche; no obstante, ambos lujos precisan de mucha gente, muchísima gente, destruyendo todo el planeta para ti.
 
La diferencia entre el primer mundo y el tercer mundo se va difuminando en lo que a tecnología se refiere, en este ejercicio de simplificar tu vida, pues unos intentan vivir con menos y otros intentan prosperar y tener algo, y a veces acaban luchando por lo mismo.
 
Es curioso cómo en el primer mundo intentamos vivir sin conectarnos a la red eléctrica a base de poner paneles solares o molinillos en zonas donde podríamos tener acceso a la red, mientras que en el tercer mundo, a falta de red eléctrica cercana, acaban poniendo paneles solares o molinillos, obviamente con sus diferencias. Mientras que en el primer mundo tenemos paneles policristalinos hi tech, con todo tipo de tecnología antisobrecargas, con leds y pantallas, y baterías de litio made by Tesla, “superchachis”, en el tercer mundo usan baterías gastadas de plomo, que en algún momento lejano fueron de algún viejo 4x4, con pequeños paneles que tienen más años casi que sus propios usuarios, que apenas dan unos voltios en continua y que tienes que controlar tú empalmando y desempalmando cables para que la batería te dé unos minutos, tal vez un par de horas, de luz por la noche en una vieja bombilla incandescente. Si eres rico, porque traficas con algo en el Sáhara, una led, mientras en el primer mundo le ponemos a nuestra pared llena de paneles un conversor a 220 v para poder enchufar el frigorífico, el aire acondicionado inverter, la TV con tdt, etc., alguno incluso sueña con poder enchufar su coche Tesla algún día también a los paneles, total es un enchufe más.
 
Aún recuerdo a esas niñas saharauis que me enseñaban todo lo que poseían en esta vida. Todo, todos los objetos que estas personas tenían con 15 años, se podía contar con los dedos de las manos y cabía LITERALMENTE en una pequeña caja de latón que ya contaba como una posesión más entre sus 10 posesiones, las otras, un peine, un trozo de espejo, alguna joya de dudosos materiales lujosos, una foto, o algo que parecía maquillaje para esa noche especial en la que la niña de un país tercermundista árabe sueña con ser una mujer occidental. Lo mismo con la ropa que poseen, la típica túnica, y unos pantalones vaqueros y un jersey occidental oculto tras sus túnicas para esas noches de jóvenes locas escondidas en las dunas.
 
Pero como siempre me estoy yendo por las ramas; vamos a centrarnos en alguien que quisiera vivir como en el tercer mundo, lo más low techposible, para poder tener luz por la noche y leer un rato o cenar con la familia antes de irse a dormir.
 
Entonces: ¿qué hace falta para que yo tenga mi bombilla? Pues lo primero es tener la bombilla y poder tener un sitio para enroscarla. Para un saharaui esto es claro, y enseguida empieza a pensar de dónde diablos va a sacar todo, y como usar lo menos posible y simplificarlo todo, totalmente opuesto a alguien del primer mundo que tiene que elegir cuán complicado será su sistema. Pero empecemos…
 
La electricidad va por tu casa con cables de cobre recubiertos de plástico para aislarlos. Ergo en algún sitio del mundo tienen que haber minas de cobre para el cableado, y pozos de petróleo para el plástico, minas de otros materiales como hierro para todo tipo de piezas, fundiciones, prensas, maquinaria, motores, moldes, empresas, gente trabajando en todas esas empresas, etc.
 
Para tener electricidad de forma “aislada”, nos hace falta algo que convierte movimiento mecánico o radiación solar en electricidad. Vamos a centrarnos en un generador o dínamo.
 
Para poder tener una dínamo que convierte el movimiento del aire, o una corriente de agua en electricidad, necesitamos TODO LO ANTERIOR, más nuevas minas esta vez de materiales magnéticos, más fábricas, más moldes, más trabajadores, empresarios y servicios, etc.
 
Para que todas estas minas puedan transportar los materiales, necesitamos algún tipo de vehículo, para tener vehículos necesitamos TODO LO ANTERIOR, más más minas, más prensas, universidades, ingenieros, profesores, ciencia, libros, cultura, matemáticas...
 
Para mover estos vehículos necesitamos energía, minas de carbón, madera, gas natural, petróleo, centrales nucleares, y como somos low techy queremos ¿decrecer? por ahora no metemos renovables. Si quisiéramos meter renovables necesitaríamos tecnología hi tech, ordenadores, procesadores, microcontroladores, inversores con microelectrónica, pantallas, etc., pero intentemos ser lo más low tech, y quemar carbón, triturar árboles o petróleo para mover un motor de vapor o algún motor de combustión arcaico está bien.
Y para que esos trenes o coches se muevan por el territorio hay que hacer las carreteras o las vías del tren, y las empresas que hicieron eso en Occidente no eran empresas baladíes, ni proyectos sencillos, estamos hablando de que para vertebrar un territorio y poder acceder a sus recursos y bienes manufacturados hicieron falta las empresas más grandes de la historia de la Humanidad hasta bien llegado el siglo XX. Estamos hablando de las calzadas romanas imprescindibles para que el trigo y los metales llegasen a Roma, los canales y vías marítimas por toda Europa en la Edad Media, las compañías de las Indias en los siglos XVI, XVII y XVIII, y posteriormente las compañías de ferrocarriles, por ejemplo las de Estados Unidos, que fueron consideradas las mayores hazañas humanas tecnológicamente hablando en el siglo XIX, y a día de hoy, complicadísimas redes de transporte por mar, tierra y aire que unen cualquier parte del mundo en 24 horas.
 
Por supuesto estamos hablando en este viaje de bombillas sencillas de las que usábamos hace 50 años, que tienen cristal, y un filamento de tungsteno envasadas al vacío, nada de LEDs, porque si queremos LEDs, ya necesitamos microelectrónica, y continentes enteros asiáticos. Pero vamos a centrarnos en una bombilla como digo antigua, necesitamos más minas, esta vez de tungsteno, más ríos y agua para poder usarla en los procesos de minería y fabricación que antes no lo dije, contaminar acuíferos y ríos, destruir ecosistemas, etc. Para envasar al vacío toda la tecnología e ingeniería para fabricar bombas de aire, más plásticos, tubos petróleo, fundiciones…
 
Luego, pues el silicio, para hacer el cristal, más fundiciones, más empresas, más carreteras, o vías de tren, barcos para transportar por mar si las minas no están en este país, bien porque es un país pequeño o porque necesitamos materiales raros. Comercio internacional, destruir países que no quieran comerciar con nosotros con EJÉRCITOS para conseguir sus recursos como hacemos en muchas partes del mundo.
 
Si nos centramos todo el rato en cosas low tech, tal vez podríamos tener casi todo solo con lo que hay en la península Ibérica.
 
Pero claro, con todo esto ya podríamos tener una bombilla que se encendería cuando se moviese el molinillo, que no tiene que ser por las noches, salvo que tengamos un río cerca y hagamos una presa para poner la dínamo, cambiando el curso del río y la vida del mismo, porque el viento es variable, y en verano el río se seca.
Entonces necesitamos una batería; vamos a intentar que sea una con materiales cercanos, que no tengamos que ir a Chile a por el litio, porque si no, necesitamos grandes barcos, más ingenieros, más universidades, más profesores, más energía, más minas, y más destrucción del medio ambiente; aunque para hacer baterías hacen falta materiales muy contaminantes, plomo, ácidos, petroquímicas y desechos que acaban en ríos.
 
Porque si queremos ser más limpios a base de legislaciones, nos harían falta técnicos medioambientales, químicos, más ciencia, más I+D, abogados, jueces, leyes, universidades, constituciones…
 
Y bueno, para poder hacer estas carreteras, fábricas, universidades, barcos, trenes, camiones, coches, aparte de gente que trabaje directamente haciendo todo esto, habrá que tener cultivos para alimentar a toda esta gente, y tendrán que tener ropa, y tiendas, y cultivos para algodón, y animalicos para que coman carne y más cultivos para las verduras, y más deforestaciones, y necesitarán casas, y muebles, y cemento, y ladrillos, y más minas, y más energía, porque no van a hacerte la bombilla y luego morirse sin casa ni comida o ir desnudos por la vida.
 
Y claro toda esta gente querrá derechos, porque ante la incipiente industria de la bombilla, los dueños de las empresas no van a compartir los beneficios con sus obreros. Y para que esto siga así, habrá que crear a la policía, las cárceles, no sea que los que no tienen nada quieran lo que sí tienen los que trabajan haciendo bombillas o sobre todo los dueños de las empresas. Porque los que no tienen nada vivían en el campo, subsistiendo, pero con tanta mina sus ríos y su agua han sido privatizados para el uso de la industria de la bombilla.
 
Y por supuesto para que la población siga trabajando, porque si no, de qué van a trabajar todos como esclavos 8 a 14 horas diarias (ahora lo hacen por tener pantallas de tv móviles y Netflix). Sindicatos, huelgas, movimientos obreros, control de población, medios de comunicación, esclavitud, más papel, periodistas, lobbies, lucha de clases, revoluciones obreras, fascismo, guerras mundiales por los recursos para hacer entre otras cosas bombillas…
 
Y esto es todo COSA MÁS COSA MENOS lo que hace falta para que tú tengas una bombilla de las antiguas en tu ECOCASA; otro día hablaré de lo que hace falta para que tengas un ordenador en casa o un móvil.
 
POSDATA:
En tu casa hecha con paja que se está deshaciendo porque tienes bichos que se la están comiendo, con lo que al final decides hacerla de madera, que también tiene bichos que se la comen, con lo que al final decides usar ladrillos, y cemento de la gente que estaba haciendo las casas de la gente que me hace la bombilla… pero bueno, solo has necesitado a 2 o 3 continentes llenos de humanos para que tú tengas tu bombilla y vivas aislado en tu casa a un kilómetro del poste de luz más cercano.
Otra opción es usar barnices especiales antitermitas y te ahorras los bichos y el cemento porque probaste con algo natural antitermitas pero, aunque es superefectivo, se siguen comiendo tu casa. Con lo que tenemos que tener empresas petroquímicas haciéndote el producto que compras en el supermercado que está a 15 km de tu aldea, y vas en tu coche, un 4x4 porque el camino está fatal, que es una pista forestal…, etc., etc.
 
Pero bueno, yo creo que esta noche, después de un día duro de trabajo en el campo, me voy a enchufar la bombilla, que si no a las 5 en invierno es de noche, y voy a leer algo de Terry Pratchett.

 

. 09/11/2019


Comentarios

Escribe un comentario




Introduce el siguiente texto