PRINCIPAL

PISAPAPELES

Publicado el 21/03/2021.


Este artículo tenía que haberse escrito hace un mes pero he andado con otras cosas.

 

Ya he escrito varias veces en mis libros sobre la resiliencia de nuestros pueblos y ciudades en caso de adversidades climatológicas, como nuestras columnas de cemento sobre las que se construyen nuestros sueños tecno optimistas se convierten en cartón cuando llueve de más, o caen cuatro copos de nieve comparado con un país donde nieva de verdad. Ya escribí mi relato Resiliencia de Chichinabo, y hoy voy a transcribir conversaciones que tuve a principio de año con las tormentas que dejaron el centro de España como la ovejita de Heidi.

 

Decía entonces en grupos en teoría de gente comprometida contra el cambio climático que si te quedabas atrapado en una tormenta de nieve con cientos de otros coches en un tramo de autovía madrileña, mejor que te quedases con un coche de combustión y no con uno eléctrico. Yo afirmaba y creo que fue lo que más les dolió que tu Tesla de 90.000€ se convertía en esa tesitura en un bonito pisapapeles gigante en un borde de la autovía.

 

Enseguida empecé a recibir mensajes pasivo agresivos de amantes de los coches eléctricos poniendo en duda mis afirmaciones, es más, empezaron a mover mis mensajes por grupos de amigos de los Teslas y cosas así que me hicieron llegar “amablemente” sus opiniones al respecto.

 

Yo decía que menos mal que no son aún muchos los coches eléctricos que circulan por nuestras calles y autovías pues en una retención de 12 horas o más en la situación en la que se quedaron muchos en la provincia de Madrid atrapados en la nieve, hubiera sido un problema más grave si de 100 coches la mitad hubieran sido eléctricos.

 

Los motivos que yo argumentaba eran que a varios grados bajo cero, mientras nieva, un motor térmico podía estar horas funcionando, y llegado el momento, los servicios de emergencias podían pasar con un quitanieves y unos cuantos bidones de combustible y comida para ir repartiendo por esos 50 coches de combustión, pero que difícilmente podrían recargar de forma alguna los otros 50 coches eléctricos.

 

Mi tesis era sencilla de entender, los coches eléctricos por ahora no se pueden recargar de forma sencilla en entornos aislados porque necesitan de la red eléctrica, mucha potencia en cada puesto de carga y unas horas para cargarse. Creo que se entendía fácil y fue ahí donde los yonkis tecnológicos de los coches eléctricos ante tal afirmación, sencilla y concisa se pusieron a elucubrar todo tipo de ideas cogidas con pinzas para demostrarme que estaba equivocado.

 

Empezaron defendiendo la capacidad de mantener un coche eléctrico caliente respecto a uno de combustión, es decir empezaron a decirme que los Teslas con la batería a full pueden estar entre 12 y 24 horas funcionando sin problemas con su bomba de calor, me enlazaron mil vídeos de Teslas en Noruega. Mi contra argumentación fue sencilla de nuevo, ok, tu Tesla puede estar 24 horas con la bomba de calor… pero ... y si estabas con la batería a mitad porque estabas en medio de un trayecto… y después de que se te acabe la batería en 24 horas, ¿que hacemos? Por otro lado la mayoría de coches eléctricos incluidos los Tesla más económicos no tienen bomba de calor, con lo que la batería se consume mucho antes pues usan una resistencia. Por otro lado me decían que eran casos absurdos porque con 12 h era más que suficiente, incluso con 24 horas, y sin embargo la realidad en Madrid es que hubo coches más de un día atascados en el frío arcén de una autovía. También me refutaron lo de un coche eléctrico con la batería medio llena, que lo mismo le podía pasar a un coche de combustión y quedarse sin gasolina. Y si es cierto, le puede pasar, pero les contra argumentaba que el problema no es que te quedes sin gasolina o sin electricidad, el problema es cómo rellenas de energía cuando te quede poca un eléctrico vs uno de combustión, algo tan sencillo como un colador y un bidón de combustible es tarea imposible en un Tesla congelado en una arcén. Empezaron entonces a explicarme lo mal que lo pasa un motor de combustión en el frío para decirme que la conversión de coche a pisapapeles sería igual en los 50 coches eléctricos que los 50 de gasolina y que pasadas unas horas todos serían técnicamente pisapapeles, y no niego que los coches de combustión no están preparados para estar horas a ralentí en una tormenta de nieve, pero de lo que sí estoy seguro es que pasadas unas horas el porcentaje de pisapapeles juega en contra de los eléctricos.

 

Otro argumento curioso fue el de que si la nieve es mala para los eléctricos porque el país que más compra es Noruega y los coches no se convierten en pisapapeles allí. La respuesta para mi era obvia pero para ellos no…. les respondí con una foto.

 

 

    Obviamente en Noruega, un país acostumbrado a las tormentas de nieve tienen miles de camiones que funcionan con combustibles fósiles 24 horas 7 días a la semana quitando la nieve para que los noruegos puedan ir con sus Teslas al trabajo. Pero mis pensamientos no iban de si un Tesla puede ir por la nieve o no, iba de en que se convierten estos coches en caso de algo imprevisto.

 

    Si hubiera muchos coches eléctricos, o de hidrógeno que es más de lo mismo, incluso peor, por nuestras carreteras, en caso de contratiempo el tiempo se convierte en enemigo de estos apechusques tecnológicos y será en una hroa en 2, o en 12 pero todos acabarían convertidos en bonitos pisapapeles que luego haría que retirar con camiones a gasoil poco a poco de los arcenes según amaine la tormenta, imaginad un día de retención, 50 de 100 coches modernos, tirados con sus habitantes pidiendo hueco en los coches de combustión para no congelarse mientras los servicios de emergencias reparte bidones de gasolina. Se me ocurre otra opción, y es que los servicios de emergencias tuvieran cientos o miles de generadores a gasoil portátiles listos y llenos de gasolina, y que fuesen repartiéndose por los cientos o miles de coches eléctricos atrapados en las cunetas… pero si no hay normalmente ni bidones de plástico… y de los de hidrógeno ni hablamos en estos casos… porque no se me ocurre ir con un camión lleno de hidrógeno llenando depósitos a presión por la nevada… que podría salir mal…

 

    De todas formas todo esto es pensar por pensar o hablar por hablar porque la realidad es que no creo que pase que se queden 50 coches eléctricos atrapados en la nieve a corto plazo y menos a largo, simplemente pronto no habrá casi coches.

21/03/2021
Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno salvo que se indique lo contrario para www.felixmoreno.com. Esto significa que puedes copiar, corregir, traducir, radiar y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Textos disponibles en mis libros de papel Relatos Colapsistas. Si te ha gustado este artículo, puedes estar en contacto con nuestra comunidad en nuestro canal en Telegram. También puedes seguirnos en  en Twitter, Youtube, Patreon y en Facebook. Si compras mis libros en papel me ayudarás económicamente para seguir escribiendo, y haciendo podcasts y vídeos. Los libros los publico y vendo en AMAZON, se que no es la mejor opción pero ninguna editorial quiere publicar mis cosas. Si tienes una librería tradicional y quieres venderlos será un placer. También te los puedo enviar yo por correo, envíame un email a [email protected] para formas de pago etc o en nuestro foro de telewgram t.me/relatoscolapsistas2

 

 



Comentarios
Comentario por Felix Moreno a
24/03/2021 14:57:27
Pues si, la verdad es que ezcojono un poco.
Comentario por Antonio a
23/03/2021 19:21:19
te debes ezcojonar con eso del hotel espacial para dentro de seis años

Escribe un comentario




Introduce el siguiente texto


Relatos Peregrinos. : Relatos de mis aventuras en el Camino de Santiago y el Henro no Michi de 四国遍路, Shikoku Henro (VIAJES DE FELIX nº 1) de [Felix Moreno]
Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede ayudarme de varias formas, por ejemplo siguiéndome en TWITTER, FACEBOOK, o en TELEGRAM. También puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web y también puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Gracias por leerme!