FELIXMORENO.COM : SOFTWARE LIBRE, POLÍTICA, ENERGÍA, INTERNET Y TRANSPARENCIA

PRINCIPAL

Si le gustan mis artículos y desea que siga escribiendo puede hacerme una donación, con eso puedo mantener al menos los gastos de la web. También puede comprar alguno de mis libros en RELATOS COLAPSISTAS, con sus aportaciones puedo seguir escribiendo y compartiendo los artículos de forma libre con licencia Creative Commons CC-BY-NC, para que usted pueda usar o distribuir los mismos.

Total donaciones desde Mayo 2019 hasta Mayo 2020 : 0€

Todo empezó con estantes vacíos de trigo.


Texto con licencia CC-BY-NC escrito por Felix Moreno salvo que se indique otra cosa. Esto significa que pudes copiar, corregir, traducir y publicar en tu web si lo deseas siempre que enlaces al original y mantengas la misma licencia. Me gustaria traducir cada uno de estos relatos a cualquier idioma que alguien hable, japones, inglés, catalan, vasco, gallego, bable, asturleones, aragonés, frances, guarani... me gustaría publicar en papel en otros idiomas y llegar a gente sin internet. ¿me ayudas?
Textos disponibles en papel en mis librillos "RELATOS COLAPSISTAS"

Estuve esperando a mi pareja en el coche mientras hacía la compra, las nuevas leyes de cuarentena impedían que fuésemos los dos juntos al supermercado, solo se podía ir de uno en uno, haciendo unas colas con separación de un metro por persona, y entrando solo una cantidad concreta de personas a la vez. Entraba uno, salía otro.

Menos mal que cambiaron la ley para que pudiéramos estar dos en el coche a la vez. Al principio solo se permitía una persona por coche, creando serios y estúpidos problemas a la población, como en mi caso, que mi pareja no conduce.

Pues bien, cuando volvió al coche, le pregunté que si había de todo, ya había pasado la histeria inicial y los estantes deberían a estar llenos. En ese momento se quedó pensando y me dijo que si, que había de todo menos harina, el resto de productos hechos con harina sin problemas. Simplemente, o se acababa rápido, o se reponía poco la harina para casa.

Pregunté a varios conocidos de distintas zonas de España y todos me dijeron lo mismo, había de todo menos harina.

La explicación podía ser sencilla, la gente encerrada por la cuarentena del coronavirus estaba en casa haciéndose su propio pan, o tal vez los ciudadanos de otros países, sobre todo árabes, que tienen más costumbre de hacer sus propios productos con harina, estaban comprando mucha para estos días de encierro. Al fin y al cabo, son los países árabes algunos de los mayores consumidores e importadores de trigo.

Ambas opciones son probables y válidas.

Sin embargo yo creo que hay algo más, por ahora, Hay suficiente trigo (no quiero asustar), pero se está usando sobre todo para hacer pan y derivados en hornos industriales. Esto es aśi porque probablemente haya una pequeña carencia en el suministro, puede quer que no haya de sobra para reponer con suficiente frecuencia los estantes supermercados. Estos si tienen que elegir entre tener pan y otros productos derivados o estantes con paquetes harina, eligen usarla para hacer el pan y los otros productos tan habituales en supermercados que últimamente tienen su propio horno. Incluso aunque sea pan congelado sus proveedores tendrán prioridad a la hora de obtener la harina.

En ese momento lo siguiente que me pregunté viendo que podría haber algún tipo de problema en la cadena de suministros es de dónde venía la harina que tenía en casa, si era fabricada en España, cultivada en España o dónde. Cogí el envase de papel de la que teníamos en casa y ponía: fabricada en Cataluña, pero no decía la procedencia de la materia prima.

Decidí buscar la procedencia en webs del ministerio y encontré que solo producimos en España la mitad del trigo que consumimos. Nada grave, teniendo en cuenta que vivimos en Europa y en el mundo. Y todo se produce en muchos sitios distintos, y dentro de lo malo, tenemos la mitad de la producción asegurada. Pero importante somos importadores netos de trigo.

Asociación de Fabricantes de Harinas y Sémolas de España (AFHSE). Comercio Exterior.

A todo esto, me encontré con términos que desconocía: trigo duro y trigo blando. Y es que todos los días se aprende algo:

La diferencia entre el trigo duro y blando reside en el endospermo, que es la parte interior de la semilla. En las variedades de trigo blando, los gránulos de almidón están unidos menos estrechamente a la matriz de la proteína que los trigos duros. Esto se debe aparentemente a la friabilina, pequeña proteína presente en el trigo blando.

Una característica del trigo es la “dureza de rotura” que indica cómo se comporta en la molienda lo cual está relacionado con el grosor de la pared del endospermo. El trigo duro es el que tiene un contenido celular que está más compactado y hay una fuerte interacción proteína almidón. El trigo blando es aquel cuyas paredes son más finas y su contenido celular y las interacciones son más débiles.

Los trigos blandos son difíciles de tamizar porque se rompen fácilmente y se muele fácil, mientras que el trigo duro, la fuerza tiene que ser mayor, pero tamiza muy fácilmente, el producto desliza mejor y no se compacta.“ FUENTE: Grupo Borau. Diferencias entre trigo blando y trigo duro.

Poco después encontré que el 60% de lo que importamos viene de países dentro Europa, y el resto, de los grandes países productores y exportadores de trigo para todo el mundo, que son: USA, Ucrania, Rusia, Kazajistán, Argentina, Europa y Canadá.

Por otro lado y como curiosidad y los que podrían tener mas problemas si falla el suministro porque son los que más importan son: Japón, Egipto, México, UE, Arabia Saudí y China.

Desde europa exportamos a Algeria, Arabia Saudí, Vietnam, Egipto y Marruecos.

Fuente: UAG Navarra. UE exportaciones de trigo, semana 40.

Bueno, pues ya vamos viendo de dónde viene nuestro trigo: casi la mitad España, un 36 % de Europa y el resto de alguno o varios de estos países exportadores.

De hecho encontré los datos, y quién nos iba a decir que importamos de un país tan desconocido para mí como es Kazajistán. Estos son los países que responden a mi pregunta inicial -de dónde viene el trigo que importamos-: En 2019 vino de Francia y países del Este, como Ucrania, Rumanía y Kazajistán.

Y ahora viene lo complicado para el planeta en los próximos meses.

Ya ha empezado a subir el precio del tigo: El trigo se encamina a mayor avance mensual en casi un año por coronavirus (Bloomberg vía Diario Financiero de Chile). 

Resulta que Rusia, Kazajstán, Ucrania y otros muchísimos países están empezando a aplicar restricciones con la exportación de sus alimentos por miedo a la necesidad de cubrir su demanda interna de alimentos: Países que comienzan a atesorar alimentos, amenazando el comercio mundial (vía Bloomberg)

Kazajistán con trigo, zanahorias, patatas y arroz. Serbia con girasoles. Marruecos, Rusia, Ucrania y probablemente Estados Unidos, van o ya están reduciendo la exportación de trigo.

Muchos países están ampliando sus reservas de arroz y trigo para los próximos meses, y esto no ha hecho más que empezar. En las próximas semanas, Estados Unidos, el mayor exportador de trigo, va a estar en medio de un caos existencial con cientos de miles, sino millones de infectados por coronavirus, al igual que otros países productores. Estoy seguro de que aplicarán medidas proteccionistas.

Y llegado este momento, pueden pasar dos cosas:

  • Que haya producción de sobra, que por cierto, parece que la hay, han habido buenas cosechas en todo el mundo y es tontería aplicar restricciones y políticas proteccionistas.

  • Que tengamos en 2020 una ola de pánico, que los países empiecen a recelar de sus reservas y que toque durante algunos meses de 2020 racionar completamente ciertos tipos de materias primas alimenticias.

  • En el primer mundo esto podría ser llevado con cierta calma y control: volverán -porque yo pienso que vamos a la fase 2- restricciones, racionamiento y control de este tipo de productos, y subidas precios.

    Pero en el segundo y tercer mundo será mucho peor: básicamente se quedarán sin ciertos alimentos durante meses por no poder pagar los precios elevados, habrá hambrunas y se generará el caos en democracias cogidas con palillos y dictaduras que tendrán que solucionar el problema del hambre de sus ciudadanos o súbditos. Por ejemplo Egipto, Argelia, Marruecos, Honduras, Perú…

    En España, probablemente pase lo que ahora: que la harina se use primero para la producción diaria de pan, después para satisfacer las necesidades de las grandes empresas fabricantes de productos con harina, y luego la venta al público de harina. Y tal vez por eso empiece a escasear pero no debería haber mayor problema.

    Luego está la versión distópica de la historia (y tienen más papeletas los del tercer y segundo mundo) de que esto empiece así, a lo tonto, por miedo entre países, se generen carencias y hambrunas que provoquen serios problemas sociales y políticos.

    Y es que esto se podría retroalimentar, y que la carencia de un producto lleve a la carencia de otros que, a su vez, aumentaría la demanda de otros productos que generarían carencias de casi todo tipo de alimentos. Es un momento muy serio para las democracias occidentales.

    Ya están empezando los saqueos en el sur de Italia, y en España hay muchos ciudadanos que con la crisis del virus no van a tener que llevarse a la boca.

    En Perú están elaborando el pan del bicentenario que es un pan que dura 7 días hecho por el ejército y que sirve para no tener que comprar el pan de forma diaria en zonas con catástrofes.

    En Honduras, “democracia” entre comillas ya se ha agravado los problemas sociales, porque la gente no tiene para comer y han empezado a repartir comida a algunos sectores de la población. Pero desde mi punto de vista, es un polvorín, pues apenas ha comenzado el caos en ese país: Honduras endurece las medidas ante el coronavirus y la población exige alimentos (EFE vía El Diario.es)

    En El Salvador los pequeños comercios empeizan a tener carencias de harina y otros productos.

    Habrá que estar atentos a los movimientos de los grandes importadores: Japón, Egipto, México, UE, Arabia Saudí y China.

    En Estados Unidos ya está subiendo el precio de la harina y veremos qué pasa después que la epidemia esté a la altura de España. En EEUU hay 1,15 millones de agricultores que tienen más de 65 años, personas que la epidemia afectará sin duda. Además, es un mundo que requiere de mano de obra barata e inmigrante, vienen muchos trabajadores de México a hacer la temporada en Estados Unidos y ahora con las fronteras cerradas esa mano de obra no puede entrar en el país.

    Japón uno de los mayores importadores de trigo del mundo y que depende al 90% del trigo en Estados Unidos está pidiendo a la ciudadanía que no almacenen alimentos en casa y dicen tener trigo para 2 meses y medio. Veremos qué pasa con Estados Unidos y Japón.

    En Reino Unido e Irlanda, la producción de alimentos es limitada, dependen muchísimo del comercio para tener todo lo que necesitan, además con las fronteras cerradas la inmigración que viene todos los años a trabajar en el campo lo tiene difícil, les pasa como a Estados Unidos, ya están teniendo problemas que solucionarán fletar aviones sólo para trabajadores de Europa del Este para hacer la temporada de recogida de alimentos.

    China, una vez más y probablemente antes que nadie, ya ha empezado a tomar cartas en el asunto y está haciendo acopio de todo tipo de alimentos.

    En Egipto, la última vez que no hubo trigo, se generó la Revolución de 2011.

    En Marruecos ya están acumulando harina para 3 meses y han quitado los aranceles a la importación de este tipo de alimentos temporalmente.

    Argelia es el mayor importador del mundo de trigo, y allí como en Egipto coincidió las revueltas de 2011 con un pico en el precio del grano.

    Todo esto, por cierto, pasará con trigo, maíz y otros productos básicos, pero como digo: por desgracia afectará primero y sobre todo a los países pobres, que son “la última vela en el entierro”.

    El lado “positivo” es que, aunque sean 6 meses o un año o incluso 2, es temporal. Este tipo de problemas en el futuro, con el cambio climático, serán más habituales cuando haya malas cosechas por el clima y habrá que estar preparados.

    Veremos si esto no es un problema más grave de lo que parece en los próximos meses.

    . 28/03/2020


    Comentarios

    Escribe un comentario




    Introduce el siguiente texto